Noticias

¿Qué es la inclusión financiera? Los mejores indicadores para entenderla

En la prensa y en Internet, podemos comprobar que están en auge las iniciativas destinadas a que ciertos sectores de la población puedan beneficiarse de productos como el microahorro y los microservicios, ayudándolas, así, a conseguir su inclusión financiera.

Tabla de Contenidos

La inclusión financiera es la situación en la que una persona o una empresa puede acceder, con facilidad y a un coste justo, a aquellos productos y servicios financieros que pueden serle útiles. Algunos ejemplos pueden ser: realizar pagos y recibir transacciones económicas, ahorrar, obtener préstamos o contratar productos aseguradores.

Cuando una persona no dispone de acceso a esos servicios, se dice que está en situación de exclusión financiera.

Esta última situación es más frecuente en la mayoría de los países en vías de desarrollo, aunque en las sociedades avanzadas también existe un porcentaje no desdeñable de personas en situación de exclusión financiera o en riesgo de estarlo.

Situación de la inclusión financiera en España

La consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI) ha publicado recientemente un informe cuyo título es, precisamente, el de "Inclusión financiera en España". De él pueden extraerse las siguientes conclusiones:

La inclusión financiera es un elemento de esencial importancia para lograr un desarrollo económico que beneficie a todos los sectores de población del país.

En este sentido, en España se aprecia una cierta regresión financiera, que no exclusión, en los sectores de población de edad más avanzada. Hablaremos de ello más adelante.

Pese a este último dato, que debería hacernos reflexionar, el grado de inclusión financiera de España es muy elevado y el 95 % de la población dispone de cuentas bancarias.

Aunque también podemos hacer la lectura desde el lado opuesto: esto significa que más de dos millones de españoles se encuentran en situación de exclusión financiera.

Situación de la inclusión financiera en Latinoamérica

Por el contrario, pese a que se han producido mejoras sustanciales en la última década, el grado de inclusión financiera en Sudamérica y Centroamérica sigue siendo muy inferior a lo que sería deseable.

Existe una gran heterogeneidad entre los distintos países de Hispanoamérica: a modo de ejemplo, en Chile y México el gradode inclusión se sitúa en torno al 80%, bajando al 40% en el caso de Perú.

En general, la inclusión financiera en estos países se rige por la siguiente norma: a mayor número de adultos pobres y sin formación, menor índice de inclusión financiera. Algo que, por otra parte, también es la pauta habitual en el resto del mundo.

La inclusión financiera de los mayores y otros sectores de población desfavorecidos

En nuestro país, está comenzando a manifestarse un fenómeno de regresión de la inclusión financiera: nos referimos a los ancianos que no son capaces de entenderse con los cajeros automáticos y las nuevas tecnologías.

La causa de este fenómeno, nunca visto hasta ahora, es la progresiva y sistemática eliminación de sucursales bancarias con atención presencial, por lo que las personas mayores han de valerse obligatoriamente de las nuevas tecnologías para manejar sus cuentas.

De hecho, aumenta notablemente el número de personas mayores que ahora dependen de sus familiares jóvenes para administrar virtualmente sus ahorros o manejar los cajeros automáticos, cuando se trata de personas que, pese a su edad, están perfectamente capacitados para efectuar en ventanilla prácticamente cualquier operación bancaria.

Este es un problema al que las autoridades y las entidades bancarias han de prestar especial atención, ya que fácilmente puede derivar en exclusión financiera si la persona mayor vive sola y carece de familiares cercanos.

El otro asunto pendiente en nuestro país es conseguir que las personas de los sectores más desfavorecidos de la sociedad abandonen su actual situación de exclusión financiera.

No hay que olvidar que esta puede ser una consecuencia directa de la exclusión social, pero que también puede ocurrir al revés.

En este sentido, desde diversos organismos y empresas se están desarrollando iniciativas tendentes a la inclusión financiera de esta última tipología de personas.

Mejores iniciativas de inclusión financiera

Tener acceso a una cuenta de transacciones es un primer paso hacia una mayor inclusión financiera, ya que es la única forma de poder ahorrar de forma segura y de realizar operaciones básicas como enviar y recibir pagos.

Una vez dado ese primer paso, a esas personas se les abre un mundo de nuevas posibilidades, ya que pueden acceder a otros productos financieros, como el crédito o los seguros, incluso cuando las cantidades de dinero que manejan sean pequeñas.

A tal efecto, las mejores iniciativas de inclusión financiera disponen en sus plataformas de diversos microproductos financieros, como:

  • Micro-ahorros
  • Micro-seguros
  • Micro-créditos

Mediante el microcrédito, el microahorro y los microservicios, las personas desfavorecidas pueden acceder por primera vez a las facilidades financieras, lo que les permitirá conocer los mecanismos de funcionamiento de estos productos, avanzar en su propio proceso de inclusión financiera y mejorar, sin duda alguna, su calidad de vida.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada