Nuevo

White Label: Servicios de banca digital que disparan la lealtad de tus clientes

Los denominados white label fintech services o servicios fintech de marca blanca, ofrecen la posibilidad de implementar servicios financieros y fortalecer la lealtad de los clientes.

Tabla de Contenidos

¿Qué es el White Label o marca blanca?

En el mundo empresarial, el término "white label" (etiqueta blanca, en español) se refiere a un producto o servicio que es fabricado por una empresa y vendido bajo la marca de otra empresa. En otras palabras, una empresa crea un producto o servicio y lo ofrece a otra empresa, que lo comercializa bajo su propia marca, como si fuera su propio producto o servicio.

Exactamente lo mismo ocurre con los servicios tecnológicos que se comercializan como white label. Por ejemplo, en el sector financiero, una empresa de tecnología financiera (fintech) podría ofrecer servicios tecnológicos como microahorro o enriquecimiento de transaccional a un banco, pero bajo la imagen de marca de la entidad. La fintech proporcionaría los servicios bancarios detrás de escena, pero la banca sería la cara visible del servicio para el cliente final. En este caso, el servicio tecnológico sería un producto "white label" de la fintech.

Diferencias entre White Label y Private Label

Como comentamos, un servicio white label se refiere a un producto o servicio que se ofrece bajo la marca de otra empresa. La empresa que ofrece el servicio es responsable de producirlo, pero la empresa que lo vende lo comercializa bajo su propia marca.

Por otro lado, un servicio private label se refiere a un producto o servicio que se ofrece bajo la marca del propio minorista o empresa que lo vende. La empresa que ofrece el servicio es responsable de producirlo y lo vende bajo su propia marca..

En el sector bancario, un servicio white label es un producto o servicio que se ofrece a través de una empresa externa, pero que se comercializa bajo la marca del banco.

Un servicio private label en el sector bancario se refiere a un producto bancario que es desarrollado y ofrecido directamente por el banco bajo su propia marca. Por ejemplo, una tarjeta de crédito emitida directamente por un banco, que lleva su propia marca y que es comercializada directamente por el banco, sería un servicio private label. La entidad sería la encargada de producir y ofrecer el servicio, y también de comercializarlo bajo su propia marca.

En este caso, mediante private label la empresa obtiene un mayor control de los productos o servicios que integra . No obstante, no podemos olvidar que el desarrollo, implementación y mantenimiento supone unos costes mucho más elevados para un banco. Por no hablar de la necesidad de contar con personal cualificado que sea capaz de llevar todas estas tareas adelante.

Lo ideal sería que cada entidad bancaria valorase los pros y contras de cada modelo de producto.

Los servicios de banca digital en la actualidad

Gracias a la consolidación de los servicios bancarios digitales, las soluciones tecnológicas se enfocan en la inclusión financiera y la gestión online del capital. Este fenómeno tan grande favorece tanto a las entidades que deciden incorporar modelos de negocios basados en la disponibilidad de los datos como a los clientes y usuarios que deciden utilizar servicios de banca digital.

Actualmente estos servicios se predisponen para el desarrollo de soluciones de negocios para empresas que busquen ofrecer servicios financieros propios a sus clientes. Debido a los proveedores de terceros, la intervención de las interfaces de programación de aplicaciones o API (como hemos mencionado en otros posts) las empresas acceden a interfaces y plataformas bancarias personalizables.

Por supuesto, este fenómeno depende en gran medida de la adopción por parte de los usuarios de las aplicaciones y plataformas de pago dispuestas para la gestión financiera. En este sentido, el informe The Global Findex Database 2021 del Banco Mundial destaca que su uso ha aumentado un 50% desde 2011, y que hoy alcanza el 76% de la población adulta.

Las finanzas digitales ofrecen instrumentos de crecimiento económico en países en desarrollo. Esto supone un incremento en el porcentaje de la población que puede acceder a condiciones más favorables de bancarización y disponibilidad de productos financieros. Al mismo tiempo, las fintech se constituyen como agentes fundamentales para la articulación del nuevo paradigma basado en servicios digitales para la banca.

Uno de los últimos avances en el desarrollo de la banca digital es la capacidad de las empresas adoptar soluciones digitales propias para la bancarización de sus clientes.

¿Cómo consiguen estas soluciones digitales?

A través de un tipo de API considerada de "marca blanca", un servicio personalizable cuyo propósito es justamente ese: ofrecer la estructura necesaria para la bancarización de los clientes.

2 ejemplos reales de un servicio white label en banca

Hucha Santander App

Hucha Santander

En este caso, Banco Santander contrató los servicios de una fintech como Coinscrap Finance para desarrollar e implementar un microservicio. La fintech cuenta con una tecnología de Inteligencia Artificial que es capaz de analizar los datos transaccianales basada en behavioral economics. De esta manera, Santander contactó con ellos para proporcionar la tecnología de microahorro que se incluiría en su futura Hucha Santander. Así, todo el desarrollo a nivel tecnológico y visual, su implementación y mantenimiento corren a cargo de la fintech, pero siempre bajo la imagen de marca de Banco Santander.

EVO Hucha inteligente

EVO Banco también se sumó al “carro” de los servicios de white label con su Hucha EVO. De una forma similar al caso anterior, la Hucha EVO no sólo es un servicio hiperpersonalizado que se ha ofrecido a la entidad bancaria, sino que la propia app de ahorro es personalizable por el usuario final. El cliente puede marcar metas de ahorro, objetivos de inversión, planes de persones y demás herramientas.

White Label para mejorar la fidelidad de los usuarios de banca digital

Las aplicaciones y soluciones de marca blanca utilizan la tecnología API para desarrollar interfaces de servicios financieros que pueden ofrecerse a los clientes —préstamos, mecanismos de ahorro, métodos de pago, etc.—. Estas aplicaciones aprovechan los datos e información de los clientes, recolectados de su actividad comercial online con autorización previa, para optimizar procesos y simplificar la gestión.

Gracias a ello, los clientes de la empresa obtienen una aplicación de la propia entidad bancaria. Sin embargo, esta app es desarrollada por una fintech que dispone de la infraestructura informática necesaria para ofrecer estos productos y servicios de marca blanca. Este tipo de soluciones “preparadas” se personalizan en función de las características de la empresa, y permiten:

  • Realizar transferencias, pagos instantáneos y débitos automáticos.
  • Solicitar productos y servicios financieros (créditos, préstamos, etc.)
  • Mantener una gestión eficaz de la actividad y obtener informes de rendimiento.

Características y beneficios de implementar soluciones digitales de White Label

Este tipo de soluciones de marca blanca resulta fundamental para fortalecer la lealtad de los clientes con la organización e integrar las operaciones de la empresa al nuevo paradigma financiero. 

Estos son algunos de los beneficios de su implementación:

Optimización de procesos

Para una empresa o negocio, el desarrollo de servicios financieros supone una mejora significativa en el rendimiento de las operaciones. Además, representa una reducción en los costes asociados a la gestión, ya que no es necesario mantener un equipo gestor dedicado a ello, realizar un gasto en mantenimiento ni tampoco requiere una inversión de envergadura.

¿Mejora las ventas? Puede que sí

Este tipo de soluciones digitales garantizan un mejor rendimiento de la actividad comercial y posibilitan una relación más estrecha con los clientes. Puede desarrollarse un catálogo de servicios dedicados a la gestión del ingreso: pagos, reintegros, cobros y beneficios adicionales por su empleo. Asimismo, este tipo de soluciones permiten ampliar la cartera para incluir productos financieros como créditos al consumo, tarjetas y préstamos.

New call-to-action

Fidelización de los clientes

Estableciendo un modelo de negocio que incluye soluciones financieras para el ahorro, el crédito y distintas alternativas de pago diferido, se potencia la fidelización de los clientes. Las soluciones de mejor rendimiento de white label ofrecen todo tipo de funciones dedicadas a aprovechar el perfil de los clientes para ofrecerles servicios personalizados. Esto supone un beneficio por el simple hecho de emplear aplicaciones y plataformas propias.

Segmentación y perfil del cliente

Uno de los Características y beneficios de implementar soluciones digitales de white label es el despliegue de un sistema que permite segmentar la audiencia y obtener un perfil mucho más preciso de los clientes. Con ello, las soluciones basadas en API se retroalimentan con su uso y mejoran progresivamente el desempeño de los servicios ofrecidos. 

A mayor cantidad de información, mejor calidad de segmentación y personalización.

Los denominados servicios de marca blanca representan un salto cualitativo en la gestión de servicios financieros. Estos permiten fortalecer la lealtad de los clientes ofreciéndoles soluciones digitales que garantizan el rendimiento de las operaciones cotidianas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada