Nuevo

¿Merece la pena utilizar una hucha inteligente? 

Ahorrar a un ritmo pequeño pero constante es el secreto de las nuevas herramientas digitales. Aprovechando la tecnología, los usuarios pueden hacer crecer sus ahorros hasta cotas insospechadas, utilizando reglas automáticas y alertas personalizadas.

Tabla de Contenidos

Quédate conmigo y verás cómo la innovación hace posible vencer de una vez por todas la tendencia natural al gasto y permite a tus clientes emprender el viaje hacia una mejor salud financiera.

¿Qué es exactamente una hucha inteligente?

El término hucha inteligente hace referencia a un desarrollo innovador que han lanzado bancos, neobancos y Fintechs en los últimos años para animar a la población a hacer crecer su colchón financiero.

Las huchas inteligentes, tras obtener nuestro consentimiento, conectan todas las cuentas y tarjetas para analizar el transaccional bancario.

Gracias a estos datos, las herramientas nos permiten automatizar el ahorro y facilitan una tarea que resulta complicada para muchos de nosotros. Cuando estamos microahorrando, apartamos cantidades de dinero (aparentemente insignificantes) de manera frecuente y automática, sin apenas ser conscientes. 

Por eso resulta tan cómodo. De la misma forma que aprovechamos la tecnología para simplificar nuestras tareas diarias, ¿por qué no aplicarla para alcanzar nuestras metas de ahorro? Sigue leyendo para conocer cómo se ha modernizado la tradicional ”hucha cerdito”.

¿Cómo funciona una hucha inteligente?

Las aplicaciones de microahorro identifican pequeñas oportunidades de ahorro dentro de un presupuesto dado y luego “barren” automáticamente el dinero a una cuenta concreta. 

Las cantidades se van sumando hasta alcanzar un total previamente establecido. Algunas de estas aplicaciones utilizan algoritmos que analizan los ingresos y gastos mensuales, pudiendo detectar oportunidades para aumentar nuestro capital.

Otras también permiten crear reglas automáticas cada vez que se cumple un evento (dar un número de pasos o que nuestro equipo favorito marque gol). Lo habitual es subir una imagen de nuestro objetivo de ahorro y ponerle un nombre.

Así nos mantenemos comprometidos y visualizamos la magnífica recompensa a nuestro “no esfuerzo”. ¡La hucha inteligente es la que hace todo el trabajo por el usuario!

Descarga el caso de éxito HUCHA SANTANDER ES

¿Cuándo resulta interesante empezar a ahorrar?

El dinero se gasta, eso es verdad… Lo que importa es que se destine a algo que realmente aporte valor. Según el caso, quizá sea un proyecto vital que resulta importante, como la entrada para comprar una vivienda. O tal vez una experiencia enriquecedora para el usuario, como un gran viaje.

Sea cual sea su sueño, es importante que no lo retrase y se ponga manos a la obra. Una de las primeras cosas que se deben hacer es establecer un objetivo alcanzable. Son muchos los que intentan hacerse ricos en dos días, pero me temo que la cosa no funciona así.

Si empiezan hoy a ahorrar, su yo del futuro se lo agradecerá. Gastar porque sí puede ofrecer placer inmediato, pero esa alegría desaparece enseguida y nos encontramos con que tenemos algo que no necesitamos y la misma sensación de vacío que al principio.

Encontrar el equilibrio entre la satisfacción a corto plazo y el ahorro a medio-largo plazo es posible. Ahora te hablaré de cómo tu cliente puede vencer el impulso que le empuja a gastar. Unas personas llamadas Behavioral Economists nos pueden ayudar.

¿Quién puede beneficiarse de una hucha inteligente?

Desde que los principios de las finanzas conductuales (o Behavioral Economics) se aplican a la creación de estas huchas, cualquier usuario de banca digital puede ver cómo mejora su situación financiera en semanas.


Por poner un ejemplo, la Hucha Santander logró que sus clientes ahorrasen 161 millones de euros en 10 meses, ¡ahí es nada! Siguiendo con estos principios conductuales, veamos…

¿Qué sesgos cognitivos le están impidiendo ahorrar a tus clientes?

  • Sesgo de Presente: Las personas valoramos más las recompensas inmediatas que los beneficios a largo plazo.

  • Efecto Zeigarnik: Las tareas incompletas están más tiempo en nuestra memoria que las terminadas. Eso puede hacer que retrasemos el ahorro.

  • Exceso de Confianza: Solemos sobreestimar nuestra capacidad para evaluar la situación financiera global, lo que provoca que nuestras decisiones económicas no sean las mejores.

  • Sesgo de Status Quo: Preferimos que todo siga igual. Nos cuesta, por ejemplo, cambiar de banco o de app, aunque sepamos que las hay mejores.

  • Comportamiento de Rebaño: Nos gusta imitar a otros y escuchar las recomendaciones de amigos, aunque no funcionen para nosotros.

¿Te sientes identificado? No eres el único, es algo que nos pasa a todos. Esa es la razón principal por la que las entidades incorporan Huchas Inteligentes a su cartera de servicios.

Veamos las más relevantes:

¿Dónde puedo conseguir una hucha digital?

Actualmente existen multitud de bancos y neobancos que ofrecen el microahorro y el ahorro automático. Aquí te dejamos un listado con los principales:

Bancos

Cuenta Metas de BBVA

Este es el nombre de la hucha digital del Banco BBVA. Su uso implica también el servicio denominado “Programa Tu Cuenta”. Se trata de una cuenta gratuita y sin comisiones para sus clientes. Permite configurar hasta 5 huchas diferentes.

Hucha digital de Banco Santander

Se pueden fijar múltiples objetivos de ahorro, cada uno con un nombre y una imagen. Se Indica la cantidad a conseguir y el tiempo que va a llevar. Usando unas sencillas reglas automáticas se alcanzan las metas rápidamente.

Money Up! de ING

Ofrece una gestión completa de gastos y presupuestos, pudiendo marcar límites. Redondea el importe de las compras al alza y personaliza los objetivos. Permite añadir todas tus cuentas bancarias, ya sean de ING o de otro banco.

EVO Hucha inteligente

Este producto incluye lo mismo que los anteriores pero, además, invierte en el Plan de Inversión Inteligente (seguro ahorro Unit Linked), con tecnología robo-advisor. Tiene hasta 6 tipos de reglas automáticas.

New call-to-action

Mi Hucha de La Caixa

Programa movimientos periódicos o añade una cantidad cuando el usuario quiera. Se puede retirar el dinero de forma instantánea y sin comisiones. No es necesaria una subcuenta o cuenta nueva, simplemente se indica la meta.

Neobancos

Caja Fuerte de Revolut

Permite crear huchas digitales compartidas con otros usuarios Revolut, así es posible ahorrar con familiares, pareja o amigos. También es gratis y se pueden establecer metas en más de 30 divisas diferentes, criptos o materias primas.

Espacios de N26

Esta entidad llama a sus huchas virtuales subcuentas y están disponibles al abrir cualquier cuenta de N26, excepto la cuenta Estándar, que es gratuita. Ofrece desvincular tu tarjeta para gastar solo el dinero del que se dispone.

Cuenta Save de B100

Opera como si se tratase de varias cuentas corrientes. Por poner un ejemplo práctico, se puede crear una hucha para las vacaciones, otra para un nuevo ordenador y otra para un capricho… ¿Quizá una bici eléctrica? ¡Venga!

New call-to-action

¿Cuánto puedo ahorrar cada mes?

Tras crear alguna de estas huchas inteligentes, es momento de enfocarse en dos cosas: aumentar los ingresos y reducir los gastos. Aquí indicamos algunas pistas para comenzar el camino hacia el ahorro automático:

Aumentar los ingresos

  • Pensar en qué se es bueno y ofrecer productos digitales, como cursos.

  • Descubrir las oportunidades que existen para recibir ingresos pasivos.

  • Vender lo que no necesitamos en las plataformas de segunda mano.

  • Un clásico que también puede funcionar: monetizar un hobby.

Reducir los gastos

  • Revisar en qué gastamos más durante los últimos 3 meses y hacer un plan.

  • Pensar al menos 24 horas antes de gastar más de 50€.

  • Si una zona provoca tentaciones, escoger otras calles para llegar.

  • Hacer una lista de cosas importantes y gastar en función de esos valores.

En realidad, la cantidad de dinero que se microahorra no es importante, lo que importa de verdad es ser constante y eliminar gastos hormiga que están arruinando el presupuesto.

Algunos de los gastos hormiga más comunes son

  • Ir a restaurantes con frecuencia.

  • Comprar cosas que no están en tu lista de la compra.

  • Tomar un café fuera a diario.

  • Dejar sin reclamar las comisiones bancarias.

  • Comprar online solo para aprovechar los descuentos.

  • Continuar con suscripciones que no necesitas.

  • Mantener un contrato de telefonía demasiado caro.

  • Pagar uma mensalidade de ginásio que não utiliza.

Ya ves que hay cantidad de acciones que se pueden comenzar a realizar para que el ahorro crezca. En Coinscrap Finance tenemos una misión, y es ayudar a más de 2 millones de personas en los próximos 2 años. Estamos convencidos de que, utilizando este tipo de herramientas innovadoras, ¡tus clientes alcanzarán sus metas muy pronto!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada