Nuevo

Tendencias en banca digital: así evolucionarán las instituciones financieras

Gracias a los desarrollos en informática y telecomunicaciones, la llamada banca digital agrupa una multitud de actores bancarios y financieros junto con empresas de tecnología para mejorar la calidad de los servicios y el rendimiento comercial. En este sentido, se anticipan las siguientes tendencias en banca digital.

Tabla de Contenidos

Situación actual de la banca digital

Durante los últimos dos años y medio, el desarrollo en materia de conectividad y servicios digitales se ha acelerado de manera significativa. En efecto, el contexto de la pandemia y la necesidad de migrar la mayoría de las actividades al ámbito digital demostró la versatilidad y capacidad de este último para mantener a la sociedad en funcionamiento tanto comercial como productivo.

En lo que al sector bancario se refiere, este ha terminado de aceptar las condiciones que el mundo digital le plantea. Esto se debe, en gran medida, a que la mayoría de las tecnologías necesarias para disponer de una banca digital ya existen hace años: desde los métodos de pago, las aplicaciones y las billeteras virtuales hasta las tiendas virtuales y plataformas de gestión, la transición resultó bastante simple.

Hoy en día, lejos de haber aminorado, este proceso se encuentra en notable expansión debido a los avances en el ámbito de la comunidad europea, las normativas relativas al open banking o banca abierta, y las corrientes que abogan por la creación de una apertura de la información u open data. Se trata de un proceso de transformación estructural en el que los datos bancarios y la información se vuelven un activo muy lucrativo.

Este cambio de paradigma requiere de una infraestructura informática dedicada exclusivamente al procesamiento de datos y la capacidad de orientar su empleo mediante una interfaz de programación de aplicaciones o API—por sus siglas en inglés: application programming interface—. Estas permiten utilizar software especializado para ofrecer servicios bancarios y financieros a los usuarios.

La tendencia dominante se orienta a la digitalización integral de productos y servicios y la fundación de una infraestructura sólida para un nuevo ecosistema financiero predominantemente digital. Por lo tanto, se avanza en materia de interoperabilidad, experiencia de uso y transparencia en el acceso a los datos y la información financiera de los usuarios.

No te pierdas las tendencias fintech que marcaron 2022

Inversión en tecnología y talento

Se trata de una tendencia cuya evolución trasciende las fronteras del sector financiero: en general, el mundo entero entiende que la tecnología y el talento representa dos factores fundamentales para mejorar el rendimiento comercial y el empleo de recursos en cualquier actividad. Para la banca digital, ambos constituyen una necesidad para mantenerse competitivos.

New call-to-action

Fomentar los servicios digitales

Los servicios digitales no solo representan una necesidad para los consumidores, clientes y usuarios, sino que también constituyen una ventaja desde el punto de vista económico para los bancos e instituciones financieras. En efecto, la gestión personal y la automatización de procesos reducen significativamente el coste de las operaciones y mejoran la efectividad de los servicios ofrecidosreducen significativamente el coste de las operaciones y mejoran la efectividad de los servicios ofrecidos

Actores emergentes y fintechs

Al mejorarse la accesibilidad a los productos informáticos y crecer el sector laboral, existen una multitud de pequeñas y medianas empresas que emergen desde el sector de la tecnología financiera o fintech. Gracias a ello, se producen muchas alianzas de instituciones tradicionales como bancos, empresas aseguradoras y entidades de crédito con empresas de tecnología que puedan ayudar a mejorar el desempeño en el ámbito digital.

Personalización de los servicios

Una de las ventajas más importantes y una de las tendencias en banca digital que más está creciendo entre los actores del sector —no solo el bancario—, es la importancia de los datos y la información financiera para producir servicios que se adapten al perfil de la persona. Este tipo de acciones permiten aumentar la profundidad del estudio de mercado y los procesos informáticos optimizan la segmentación.

Descubre cómo mejorar las cifras de tu negocio con la hipersonalización de tus servicios

Integración de datos y servicios de proveedores PSD2

Como se mencionó más arriba, los datos y la información financiera de los clientes es uno de los activos más importantes para la banca digital en conjunto. Por lo tanto, una de las tendencias en banca digital más representativas de este nuevo sector es la constitución de un ecosistema de intercambio de información por parte de las entidades financieras y bancos con proveedores de terceros.

Gestión personal y plataformas digitales

Si bien esto se mencionó tangencialmente, la gestión personal online representa un atributo que ya no es competitivo, sino obligatorio. En la actualidad, las personas y usuarios buscan cada vez mejores sistemas de gestión y plataformas más rápidas, con mejor experiencia de uso y atractivo visual. Por lo tanto, se trata de una tendencia que no se detendrá nunca debido a que se trata del packaging o empaque de los servicios digitales.

Del Open Banking al Open Data

Para finalizar, estos dos ámbitos se refieren al mismo fenómeno: la tendencia en la apertura de la información.

En el caso del open banking, este es un proceso actual en el que, como dijimos, la información de índole financiera circula bajo ciertos parámetros entre proveedores e instituciones.

En el caso del open data, este proceso todavía se encuentra en formación y pretende abrir esta información hacia afuera del sector financiero.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada