Noticias

Qué son las API de open banking y cómo se aplican

Dentro del mundo bancario y las fintech, el open banking es una tendencia creciente y liderada por las principales entidades a nivel global. Para entrar en profundidad dentro de un tema tan complejo e importante, debemos tener conocimientos sobre las API open banking, sus implicaciones, funciones y características.

Tabla de Contenidos

Qué es una API y ejemplos API open banking

Las API son interfaces destinadas a la programación de aplicaciones en abierto. Esta nueva tecnología tiene, como objetivo principal, conseguir la conexión de diversos sistemas, tratando de intercambiar y recopilar la mayor cantidad de datos posible. En otras palabras, la API es la herramienta que permite recopilar información dentro del open banking.

Estas interfaces permiten las conexiones entre bancos y proveedores, garantizando la seguridad y la fiabilidad de la información en todo momento. Siempre y cuando se sigan las normativas establecidas por el Banco de España, cualquier entidad financiera puede ofrecer sus API a los proveedores. Veamos dos ejemplos del uso de API en open banking:

  1. El software contable Wave utiliza las API de las entidades bancarias para ofrecer un control total e integral de la situación financiera de la empresa, mostrando toda la información existente dentro del propio programa.
  2. Telefónica Deutschland, sobre la plataforma del banco Fidor, dispone de una cuenta bancaria exclusiva para teléfonos móviles, donde todas las transacciones, planes y préstamos se gestionan en este dispositivo.

¿Qué es una API PSD2?

Dentro de la amplia oferta de API que ofrecen entidades y proveedores, podemos destacar la PSD2 como una de las más innovadoras y útiles. Su objetivo principal consiste en mejorar la seguridad en los sistemas de pago a través de internet, promoviendo la innovación en esta materia e incrementando la protección contra fraudes para todos los clientes y usuarios.

Para qué sirven las API open banking y cómo se aplican a banca digital

Muchas entidades bancarias, especialmente las más grandes, ya tienen sus propios departamentos de open banking. Apuestan por esta modalidad como una vía excelente para habilitar y fomentar el crecimiento del negocio, ya que incrementa la eficiencia, mejora la experiencia del usuario y aporta más valor a los clientes.

A través de las API en open banking, tanto bancos como empresas terceras pueden recopilar mayor información de cada cliente, con la finalidad de realizar una cartera de ofertas mucho más personalizada y adaptada a las necesidades particulares. Desde la oferta de productos y servicios financieros, y hasta el acceso a servicios básicos como la calificación crediticia o la posibilidad de acceder a créditos, las API son clave dentro del ecosistema de open banking.

Oficialmente, no existe una única API que todas las entidades deban usar de forma obligatoria. Son las entidades bancarias y los proveedores de servicios los que deben desarrollar sus propias aplicaciones, con el fin de aplicarlas en sus procesos de la forma que consideren necesaria y óptima.

Ventajas de usar este sistema

La implementación de las API y el open banking ha supuesto beneficios para todas las partes. Proveedores, bancos y clientes salen ganando del uso de estas aplicaciones, en las cuales podemos destacar las siguientes ventajas:

  1. Incrementa los ingresos de las entidades financieras, que tendrán mayor capacidad para implementar más ofertas de productos y servicios, además de desarrollar nuevos proyectos dentro de este marco.
  2. Se obtiene una información mucho más detallada, completa y decisiva sobre los clientes, de cara a la identificación de tendencias en el mercado y la oferta personalizada de productos y servicios.
  3. Los clientes pueden acceder a una mayor cartera de ofertas, las cuales estarán mucho más adaptadas a sus necesidades, por lo que incrementa su satisfacción general.
  4. El sistema permite innovar y desarrollar nuevas funcionalidades con mayor agilidad y rapidez, por lo que la aportación de valor es proporcionalmente mayor a la que permiten los métodos tradicionales.

¿Existen riesgos de seguridad utilizando las API?

Pese a que es un sistema bastante fiable y útil, existen ciertos riesgos relacionados con la seguridad, especialmente en materia de fraudes y estafas. Podemos encontrar tres tipos fundamentales de problemas en esta materia:

Los terceros proveedores (TPP) pueden poner en riesgo la integridad de la entidad bancaria, puesto que la infraestructura informática de esta última contiene a la del TPP.

  • Las entidades financieras comparten datos de los consumidores con los TPP. Por ello, es imprescindible que estas hagan un exhaustivo y minucioso examen de seguridad antes de empezar a trabajar con cualquier tercero, ya que este podrá acceder a mucha información delicada de los clientes del banco.
  • Si no se incorporan procesos de autenticación en las aplicaciones proporcionadas por los TPP, podrían darse accesos no autorizados al entrar en la cuenta del banco, con los riesgos y problemas que ello conlleva.

Las API open banking son una revolucionaria innovación dentro del mundo financiero. Gracias a ellas, las entidades pueden incrementar notablemente el valor de sus productos y servicios, además de su calidad, lo cual afecta positivamente a la satisfacción del cliente.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada