Nuevo

Qué es un BFM y para qué sirve

Hoy en día existen muchas herramientas y productos de software dedicados a facilitar la gestión financiera y el control de los recursos para empresas. Una de estas herramientas es el BFM o Business Financial Manager, un tipo de software de análisis y gestión financiera para pequeñas y medianas empresas.

Tabla de Contenidos

Así que, si tienes un negocio y quieres mejorar su gestión financiera, ¡este post te interesa!

La gestión financiera para los negocios

Una de las tareas más delicadas e importantes que cualquier negocio o empresa debe efectuar es la gestión financiera. Se trata de una actividad que permite organizar los recursos económicos de la empresa para afrontar un plan financiero eficaz y realizar proyecciones en el tiempo.

En este sentido, la gestión financiera resulta fundamental no solo para las grandes empresas y compañías de envergadura, sino también en el caso de las pequeñas y medianas empresas y emprendimientos que busquen crecer y mejorar su rendimiento comercial.

Para realizar esta gestión financiera existen diferentes soluciones, una de ellas es el software de gestión financiera o BFM. Su significado podría definirse como un programa que provee servicios de análisis y control de las finanzas que se adaptan a las necesidades de los negocios que lo soliciten. Entre sus principales ventajas se encuentra la automatización de la recolección de datos, la reducción en costes operativos y la integración de los servicios de open banking.

New call-to-action

Pequeñas y medianas empresas

En la actualidad la gestión financiera resulta más accesible que nunca: debido a la multitud de desarrollos en materia de informática y telecomunicaciones, este mercado se encuentra en constante desarrollo: según un informe producido a fines de 2021 por el sitio web Statista, alrededor del 50 % de las pequeñas y medianas empresas emplean este tipo de programas de gestión financiera.

Por el otro lado, según el informe elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad, se espera que el empleo de sistemas de inteligencia artificial supere el 9% para fin de año, mientras que el análisis de bases de datos ronda el 11 % de todos los sistemas en uso. Sin embargo, el valor más representativo es el de los software con servicios nube o cloud: 32 % del total en 2021.

¿Qué ventajas comportan los BFM?

En general, este tipo de sistemas buscan alcanzar un equilibrio entre la flexibilidad de funciones y tareas, por un lado, y la sencillez de las interfaces y experiencia de uso, por el otro. Por lo tanto, no solo representa una mejora sustancial en los procesos asociados con la gestión financiera y el balance, sino que además reduce el costo y agiliza las operaciones sin la necesidad de realizar una inversión de envergadura.

Integra el Business Finance Manager en tu entidad.

Agregación bancaria

Los sistemas BFM de nueva generación permiten recolectar datos de las diferentes cuentas y servicios bancarios con los que la empresa opere y organizarlos en una sola plataforma para integrar las operaciones y obtener una visión general de las cuentas. Asimismo, permite vincular distintos proveedores para garantizar el funcionamiento de las API para el open banking.

La implantación de estas soluciones informáticas garantiza que las cuentas de las empresas, las facilidades de crédito y los instrumentos de inversión, entre otros, en una única interfaz que simplifica el funcionamiento de la organización a nivel global. Gracias a ello, se simplifica el balance y las tareas contables, se agiliza la facturación y se actualizan las cuentas en tiempo real.

Este tipo de plataformas además asisten a la toma de decisiones en tanto permiten confeccionar informes financieros, análisis estadísticos y proyecciones de rendimiento a largo plazo. Por lo tanto, pueden desarrollarse estrategias de direccionamiento con un criterio más preciso basado en los datos financieros y necesidades económicas.

New call-to-action

BFM de marca blanca

¿Cómo la banca puede dar este servicio sin un software dedicado?

A veces contar con un software dedicado con multitud de funciones no es la mejor de las soluciones. Para el caso de autónomos, freelance y pequeñas empresas, su banco habitual podría ser capaz de ofrecer las funciones base de un BFM gracias a la integración de módulos de marca blanca como los que desarrollamos en Coinscrap Finance.


Te contamos cómo sería un proceso típico de integración de un módulo de este tipo:

Identificación de proveedores de tecnología

El banco debe buscar empresas proveedoras de tecnología que ofrezcan soluciones de gestión financiera personalizables y escalables para pequeñas y medianas empresas. Estos proveedores deben ofrecer módulos de marca blanca que permitan al banco integrar fácilmente la solución en su plataforma existente.

Negociación de acuerdos de marca blanca

Una vez identificados los proveedores adecuados, el banco negociará un acuerdo de uso e integración. Estos acuerdos permitirían al banco utilizar la tecnología del proveedor bajo su propia marca, lo que le permitirá ofrecer una solución de gestión financiera personalizada para sus clientes empresariales.

Integración de la solución en la plataforma del banco

Utilizando los módulos de marca blanca proporcionados por el proveedor de tecnología, el banco puede integrar la solución de BFM en su plataforma digital. Esto puede implicar ajustes de diseño y personalización para que la solución se adapte a la marca y la experiencia del usuario del banco.

Ofrecimiento del servicio a los clientes empresariales

Una vez integrada la solución de BFM en la plataforma del banco, este puede comenzar a ofrecer el servicio a sus clientes empresariales como un valor añadido. Los clientes pueden acceder a la herramienta a través de la banca digital, lo que les permite gestionar sus finanzas de manera más eficiente y efectiva.

Soporte y mantenimiento continuo

El banco y proveedor deben proporcionar soporte y mantenimiento continuo para garantizar el buen funcionamiento de la solución de BFM. Esto puede incluir la resolución de problemas técnicos, actualizaciones de software y la incorporación de nuevas características según sea necesario.

En resumen, al utilizar módulos de marca blanca, un banco puede ofrecer el servicio de BFM para pequeñas y medianas empresas sin la necesidad de construir un software dedicado ni cobrar una licencia a los clientes.

Esto permite al banco agregar valor a su oferta de servicios de una forma más simple y rápida, a la vez que mejora la experiencia financiera de sus clientes empresariales.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada