Noticias

¿Qué es el scoring bancario y cómo identificar si te influye?

Dentro del ámbito bancario, la prestación de servicios financieros conlleva una serie de condiciones y requisitos que sirven para establecer la capacidad económica y financiera de la persona. Precisamente por ello, existe un simulador de scoring bancario: una herramienta que nos permite determinar si somos candidatos viables.

Tabla de Contenidos

Definición del scoring bancario

El llamado scoring bancario representa un sistema de evaluación que utilizan bancos e instituciones financieras para determinar la viabilidad de un cliente para recibir un préstamo, crédito, hipoteca o seguro. Este comprende una serie de datos económicos, demográficos y financieros de la persona.

La idea detrás de este sistema es establecer una serie de criterios específicos que permitan analizar de manera fehaciente la capacidad de pago, el ingreso y el historial crediticio de una determinada persona. Por lo tanto, incluye información específica que proviene de la actividad histórica de la persona con otras instituciones.

Al tratarse de sistemas que los bancos e instituciones adoptan según les resulta más conveniente para sus necesidades, el tipo de sistema utilizado y los datos que este incluye puede variar ampliamente. Las mayores instituciones cuentan con sistemas automatizados que cuentan con criterios estandarizados...

La implementación de este tipo de sistemas data de la década de los setenta, cuando la ampliación en la oferta de productos financieros permitió un mayor acceso a este tipo de servicios. Durante esta época y las siguientes, este tipo de prácticas se popularizó y comenzó a implementarse como estándar para comprobar el scoring.

Funcionamiento del scoring bancario

El funcionamiento del sistema de puntuación bancaria es descentralizado; las instituciones acceden a distintas bases de datos —como el fichero ASNEF— de las que recuperan los datos de las personas y sus características financieras. Por lo general, cualquier persona que solicite un préstamo o crédito primero debe contar con un scoring positivo.

Los sistemas de scoring actuales basan su funcionamiento en algoritmos de análisis que procesan los datos y las referencias cruzadas para determinar un puntaje específico que indica si es viable ofrecer o no el servicio. La información de la que disponen se actualiza cada vez que la persona realiza una operación de carácter bancaria o financiera.

Los sistemas de scoring financiero presentan diferentes categorías según el tipo de servicio solicitado: de consumo o personal, hipotecario, empresarial, etc. Cada uno de ellos requiere de distintos tipos de datos y condiciones que, según cada actividad, representan puntos críticos de riesgo para la entidad que ofrece el servicio.

¿Cómo se calcula el scoring bancario?

Al tratarse de un punto tan significativo, es muy importante consultar nuestra puntuación antes de solicitar cualquier servicio financiero y bancario. Si busco cómo saber mi scoring bancario, las opciones son variadas; desde la consulta telefónica o por correo hasta la visita presencial a tu banco. Sin embargo, la opción más conveniente resulta ser el simulador de scoring bancario.

En España, la persona también puede consultar su historial crediticio en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE). En esta base de datos se registra toda la información correspondiente a los préstamos y créditos contraídos previamente por las personas y que las entidades financieras emplean para la gestión del riesgo.

La forma más rápida y efectiva de realizar la consulta es el simulador de scoring, ya que simplemente requiere acceso a internet y completar un formulario. En caso de cualquier error o fallo en la consulta, también se puede emplear alguna de las opciones o recurrir a la asistencia técnica del sitio.

¿Cómo influye a la hora de pedir un préstamo o una hipoteca?

Como mencionamos hasta ahora, este sistema de evaluación bancaria resulta fundamental para el acceso a la mayoría de los servicios financieros tradicionales. Su importancia resulta menos significativa dependiendo del tipo de servicio y el prestador elegido. Por ejemplo, en el caso de los créditos personales, muchas veces un scoring negativo no descalifica a la persona.

En caso de tratarse de servicios de mayor envergadura, como un préstamo de mayor cantidad o una hipoteca, contar con un scoring positivo será prácticamente obligatorio para obtener la aprobación del banco o la institución. Al tratarse de una actividad comercial, la persona puede negociar la contratación del servicio ofreciendo avales o garantías de distinto tipo que reduzcan el riesgo de otorgarle el préstamo.

¿Es posible mejorar mi scoring bancario actual?

La única manera de mejorar la puntuación del scoring bancario es mediante el cumplimiento de las condiciones de pago y la mejora de la capacidad económica de la persona. En este sentido, cumplir regularmente con las obligaciones financieras o acceder a mejores condiciones laborales —salario, antigüedad, jerarquía o puesto— pueden mejorar considerablemente mi scoring actual.

Entre las acciones más eficaces para mejorar nuestra puntuación se encuentra el pago de las deudas pendientes, sin incurrir en moras o instancias de reclamo. Por otro lado, se puede controlar el nivel de gasto financiero: no debe superarse el 30% del ingreso total. Finalmente, debe evitarse la contratación muy frecuente o simultánea de servicios financieros y bancarios.

El acceso a servicios financieros de calidad resulta fundamental para alcanzar un mejor nivel de vida y solventar proyectos personales o profesionales. Por lo tanto, siempre se recomienda consultar un simulador de scoring bancario para conocer nuestras opciones de financiamiento.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada