Nuevo

¿Cuál es el futuro del Open Banking? Esta es nuestra visión

En los últimos años, el mundo de la banca ha experimentado una notable transformación hacia lo digital. Desde el uso de aplicaciones para realizar transacciones hasta la recopilación de datos para ofrecer productos personalizados a los clientes, se ha generado un nuevo ecosistema mucho más abierto y versátil.

Tabla de Contenidos

¿Qué es el Open Banking y de dónde proviene este concepto?

Open Banking es una  práctica a través de la cual se comparte la información de los clientes con terceros  (manteniendo la seguridad y utilizando las API). Con esta información, los usuarios pueden recibir una cartera de ofertas y productos mucho más personalizada a sus necesidades, disfrutando también de un número mayor de opciones disponibles.

Este concepto está impulsado por la PSD2 , una normativa europea encargada de regular los servicios de pago. Aprobada en 2015, fue el marco regulatorio que terminó de impulsar la aplicación del término Open Banking  en el sector bancario internacional, que ya empieza a ver resultados con el uso de esta práctica.

La base del concepto de Open Banking se encuentra en el cliente, con el objetivo de  brindarle una mejor experiencia en términos de personalización y oferta de productos y servicios. En este sentido, la principal tendencia de Open Banking  se orienta hacia la optimización de la recolección de datos, integrando todos los servicios en el ERP de la entidad para obtener la mayor cantidad de información posible.

Algunas empresas como  BBVA, Abanca o Santander ya trabajan con esta metodología, viendo resultados interesantes desde su aplicación. BBVA, por ejemplo, utiliza APIs para responder a las necesidades de los clientes, y ha apostado por la creación de canales de colaboración con negocios de distintos sectores, con el fin de garantizar una oferta amplia, variada y de calidad a sus usuarios.

Los clientes y el Open Banking: la percepción de la sociedad

Pese a que esta metodología es una realidad ya instaurada en el entorno financiero actual, las entidades deben tener bastante cautela a la hora de incrementar proporcionalmente sus estrategias. Las  pasarelas de pago  tienen que diseñarse de forma adecuada, para evitar que los clientes adquieran desconfianza con la banca digital, y prefieran seguir utilizando los métodos tradicionales.

En la sociedad actual, podemos distinguir dos grupos bastante generalizados en este aspecto. Por un lado, muchos clientes están dispuestos a descubrir y aceptar el Open Banking  como una nueva realidad. Por otro lado, hay otro segmento de la población al que no le gustan los cambios, y prefiere mantener las costumbres y acciones de toda la vida.

A pesar de la creencia popular, podemos encontrar personas jóvenes y mayores en ambos grupos. Por ello, las entidades financieras deben  incorporar estos cambios de manera paulatina y controlada , suministrando una gran cantidad de información a sus usuarios, con el fin de que conozcan a la perfección las implicaciones y ventajas de estos cambios.

Descarga el caso de éxito HUCHA SANTANDER ES

El futuro del Open Banking en España

En España, el futuro del Open banking depende  directamente de la confianza de los usuarios  a la hora de utilizar los nuevos productos digitales. Las entidades bancarias ya se han adaptado a las nuevas tendencias, por lo que la oferta de productos y servicios es grande, pero los clientes aún no confían en los modelos alternativos que ofrece esta práctica.

Por ello, las estrategias que diseñen las entidades financieras durante los próximos años serán cruciales para determinar la transición de nuestra sociedad en esta materia. Deben conseguir que los clientes perciban el cambio como algo positivo , comprendiendo las ventajas que el Open Banking implica en su día a día.

¿Qué nos deparará este 2024 en tendencias financieras??

Esta tendencia ha traído cambios dirigidos hacia la sostenibilidad dentro del mundo financiero. A través de la masiva recopilación de datos de los clientes, estos se pueden categorizar y analizar para identificar patrones y necesidades particulares, ofreciéndolas a empresas de distintos sectores. Con toda esta información, se pueden hacer recomendaciones particulares para  reducir la huella de carbono , informando a los usuarios del impacto que tienen sus acciones en el medio ambiente.

Otras tendencias importantes dentro del amplio mundo del  open banking  la encontramos relacionada con dos términos: healthtech  (digitalización de la asistencia sanitaria) y  insurtech  (digitalización de los seguros) . Estos servicios, han supuesto una revolución en ambos sectores, gracias a la posibilidad de proporcionar servicios mucho más eficaces, rápidos y personalizados a través del plano digital. 

El uso de este tipo de herramientas por parte de los comerciales es, sin duda alguna, un total acierto gracias a los beneficios que proporciona. Entre todos ellos, podemos destacar la notable ampliación de la cartera de oferta disponible en todo momento, la cual incluye productos y servicios personalizados y adaptados a la situación particular de cada individuo.

Open Banking  es la nueva realidad dentro del mundo financiero, a la cual todos debemos adaptarnos tarde o temprano. Cuanta mayor rapidez, más podremos disfrutar de todos los beneficios que ofrecen estas prácticas en el día a día.

New call-to-action

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada