Noticias

6 pasos para gestionar tus finanzas personales

La gestión financiera es una de las tareas más importantes de la administración de empresas. Sin embargo, esta también resulta fundamental en el ámbito cotidiano para sostener nuestra calidad de vida y poder desarrollarnos. En este sentido, los siguientes pasos sirven para mejorar la gestión de las finanzas personales.

Tabla de Contenidos

Antes de nada, comenzaremos con la definición de finanzas personales.

¿Qué son las finanzas personales?

Las finanzas personales representan el conjunto de actividades y estrategias que las personas emplean en el ámbito cotidiano para controlar el rendimiento económico del hogar y mantener una carga financiera baja sobre el presupuesto. Hoy en día, esto resulta más accesible debido a las herramientas informáticas y foros de contenido especializado

Las finanzas personas se constituyen como las técnicas del manejo del dinero y control de gastos —fijos, variables, deudas, etc.— que permiten maximizar el rendimiento de los recursos. Por lo tanto, emplea distintos mecanismos y conocimientos específicos que organizan el presupuesto para mantener la calidad de vida y proyectar hacia el futuro.

6 consejos para gestionar tu dinero:

Analiza tu situación actual

En primer lugar, para poder implementar una gestión de las finanzas domésticas, es necesario realizar un análisis de nuestra economía para conocer nuestra situación actual. En este sentido, mientras más estricto y pormenorizado sea nuestro análisis, estaremos en mejores condiciones para implementar acciones acordes. Existen muchos programas gratuitos que permiten simplificar esta tarea.

En este sentido, debemos determinar los ingresos totales con los que contamos y los gastos que percibimos de manera regular y variable. Establecer un calendario fehaciente de las fechas de pago, las obligaciones financieras y las posibilidades de financiación. Asimismo, debemos determinar cuánto podemos ahorrar mensualmente.

Establece un presupuesto mensual

Una vez que conozcamos nuestra situación actual, resulta fundamental elaborar un presupuesto mensual que cubra todos los gastos del hogar y que prevea un fondo para gastos variables que eventualmente puedan surgir. Existen programas de finanzas personales y apps que pueden ayudarnos en esta tarea.

El presupuesto debe considerar el pago de gastos fijos como el alquiler, los servicios, impuestos, gastos médicos si los hubiera y el pago de deudas. La tarea de planificar finanzas personales es el paso más importante de todos. En caso de que se produzcan excedentes de cualquier tipo, resulta conveniente apartarlos para generar ahorro o ingresos complementarios.

Si deseas ampliar información sobre cómo gestionar las finanzas de tu empresa, haz clic aquí.

Ahorra para emergencias

El llamado colchón de emergencia es una práctica financiera en la que apartamos un porcentaje de nuestro ingreso de manera periódica para disponer liquidez en casos de gastos imprevistos u otros motivos. Si bien por lo general se recomiendapuede que nuestra situación económica no nos lo permita. Sin embargo, incluso si no alcanzamos ese porcentaje, cualquier ahorro resultará conveniente.

El colchón de emergencia no debe utilizarse bajo ninguna circunstancia más que la urgencia y la necesidad. Por lo tanto, no debe considerarse como parte del presupuesto —aunque este último sí debe tener en cuenta la cuantía dedicada a su constitución—. En caso de que este permanezca inalterado y se acumule, podremos establecer algún uso para ese dinero más adelante.

Controla tus suscripciones y automatiza pagos

En este paso, buscamos maximizar la utilización de recursos y controlar los gastos, de manera que no terminemos pagando de más por retrasarnos con pagos ni percibamos penalidades e intereses en nuestros gastos financieros —pago de cuotas de créditos, préstamos, hipotecas o suscripciones de cualquier tipo—.

El débito automático, una vez establecido un presupuesto preciso, nos permite automatizar los pagos y eliminar completamente este tipo de gastos por falta de pago. La mayoría de los servicios de pago, bancarios y plataformas online cuentan hoy con este tipo de herramientas.

Ten tu jubilación en mente

La gestión de las finanzas personales siempre debe tener presente la proyección a futuro. En este sentido, debemos tomar acciones efectivas para considerar el ahorro como una tarea absolutamente necesaria que nos permita asegurar nuestra calidad de vida cuando lleguemos a la vejez.

En este sentido, del mismo modo que con el colchón de emergencia, debemos dedicar un porcentaje de nuestro ingreso a acciones que nos aseguren un plan de pensiones o una jubilación. Existen diferentes instrumentos y empresas que ofrecen planes económicos que nos aseguran un ingreso y una cobertura médica para nuestra jubilación.

¿Cuánto deberías tener ahorrado para tu edad? Descúbrelo aquí.

Piensa a futuro: ahorro e inversión

Finalmente, otra manera muy recomendable de pensar en el futuro desde la gestión de las finanzas personales y los libros que hablan de la materia es invertir de manera activa en los mercados bursátiles y financieros. Existen muchos instrumentos y activos de gran rendimiento a largo plazo que resultan accesibles para la persona promedio.

Entre las principales opciones se pueden mencionar las acciones del mercado de valores de empresas tecnológicas como Apple, Google o Amazon. Del mismo modo, se puede invertir en fondos de inversión de gestión pasiva en los que el coste es bajo y el rendimiento medio, pero lucrativo a largo plazo.

Programa tu cuenta.

Actualmente, existen muchas técnicas y pautas que nos permiten mantener un control de nuestro presupuesto y nos ayudan en la gestión de las finanzas personales. Lo más importante para que estas técnicas resulten eficaces es la proyección a largo plazo y la disciplina en el día a día.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestras últimas noticias directamente en tu bandeja de entrada